¿Quieres que publiquemos tu música en este blog?


Bendito seas, Padre. Letra y Música: Francisco Cedillo Larrosa


Letra y Música: Francisco Cedillo Larrosa
        Do          Rem           Sol7          Do
Bendito seas, Padre, por el trigo dorado.
         Lam       Rem             Sol7                 Do 
Bendito seas, Padre, por la uva de nuestro campo.
               Lam                                     Rem
Gracias, Padre,  porque con nuestro trabajo
              Sol7                                Do
se transforman en pan y vino amargo.
               Lam                                     Rem
Gracias, Padre,  porque en la Santa misa,
              Sol7                                     Do      Do7
son el Cuerpo y Sangre de tu Hijo amado.

                  Fa                Rem  Mim         Lam
Te presentamos, Oh Padre, este pan y vino,
Rem            Sol7                            Do        Do7
frutos de la tierra y de nuestras manos. 
               Fa                Rem  Mim                 Lam
Y lo ponemos en el altar   para que los convierta
Rem            Sol7                                Do     
en el cuerpo y Sangre de tu Hijo Amado.

Bendice, Padre,  este pan y este vino, fruto de la tierra y del trabajo del hombre. Ellos serán para nosotros comida y bebida de salvación. El Cuerpo y sangre de tu Hijo Amado Jesucristo

Bendito seas, Padre, por la gotita de agua.
Bendito seas, Padre, por María Eucaristía.
Gracias, Padre, por las palabras de María,
que nos dijo. “Hagan  lo que él os diga”
Gracias, Padre, porque por María,
Se hizo vino el agua cristalina.

Tiene poder. Autor: José Santos González


Autor: José Santos González
Intro: Re La7 Re La7 Re

Re                                                          La7                 Re
Tiene poder, tiene poder, el cuerpo de Cristo tiene poder
                                                                 La7                  Re
tiene poder, tiene poder, la sangre de Cristo tiene poder

                                                 La7
Si tú comes de su carne nunca más hambre tendrás,
                                                   Re
si tú bebes de su sangre sed no sentirás jamás.
                                             La7
Si tu corazón dispones y lo das a los demás
                                                Re
nunca te sentirás solo pues Jesús contigo está.
                         La7                                                   Re
Él se ocupa de todo lo demás si a tu vida le dejas entrar

Cada que comemos el cuerpo y la sangre del Señor
anunciáis su muerte y proclamamos su resurrección.
Preocupémonos primero por el que no tiene pan
olvidando el egoísmo y la individualidad.
Él se ocupa de todo lo demás si a tu vida le dejas entrar

Si recibes a Jesús Sacramentado regular
y si llevas una vida con orden y santidad,
si te observas a ti mismo seguro puedes confiar
que nunca del cuerpo y sangre de Cristo reo serás.
Él se ocupa de todo lo demás si a tu vida le dejas entrar.

Virgen del Rosario. Letra y Música: Francisco Cedillo Larrosa


Letra y Música: Francisco Cedillo Larrosa
Re                                                         La7
   Mi corazón se llena de inmensa alegría
                                                                                 Re
Cuando digo tu nombre, Santísima María.
                                                                                       La7
¡Qué dicha cuando rezo y cuando alabo y canto
                                                          Re
A Nuestra Señora del Santísimo Rosario.

                           La7
La vida se me aclara,
                                               Re
recorro el camino sin vacilación,       
                          La7 
Y no me siento solo, triste, derrotado,
                         Re     Re7
pobre y sin razón.
                                   Sol                                  Re
/Porque, Madre Bendita, me cuidas con pasión,
                               La7                                   Re      Re7
me llevas hasta el cielo, morada  del Señor.
                                  Sol                                Re
Oh Virgen del Rosario, tú eres mi inspiración,
                          La7                              Re
tú eres lo mas bello, tú eres mi adoración! /

Cuando rezo contigo el rosario, Madre mía,
revivo el momento cuando el Ángel te decía:
Ave, ave María, de gracia infinita.
Dios quiere que tú seas la Madre del Mesías.

Nos diste el rosario, plegaria tan divina,
Son rosas perfumadas de gracias infinitas.
Son soles y estrellas, gotitas cristalinas,
Los ojos de María, que veo cada día.
Descargar Partitura

Jesucristo Eucaristía. Autor: Francisco Cedillo Larrosa


Autor: Francisco Cedillo Larrosa
              Do              Lam        Rem                Sol7
1. En la mesa, la comida, en el rostro la alegría
              Do                          Lam             Rem
de doce  hombres que escuchaban la Palabra
           Sol7
con fe viva.
          Do                                  Lam                               
La mirada del Maestro, del Amigo, del Dios Vivo,
               Rem                                                   Sol7
y en sus manos el milagro del amor hecho alimento.
              Do                                              
“Tomad y comed, les dijo,
             Lam
 esto es mi Cuerpo entregado.
             Rem                              
Tomad y bebed, les dijo, 
                                 Sol7
es la Sangre que derramo”

               Do                  Lam               Sol7
Oh Jesucristo, Pan de Vida, Eucaristía,
              Do                 Lam                Sol7
Oh Jesucristo, ven y transforma mi vida.
               Do            Lam                     Fa    
No vivo  yo, vives  tú, porque en mis venas
                                    Sol7
Va tu sangre, y en mi cuerpo, tu Cuerpo.
                    Do                 Lam
Oh Pan de Vida, Eucaristía,
                Fa                
Oh Jesucristo, fuente y cima
            Sol7             Do
de mi vida.  Pan y Amor.

2. Te acercaste, conversamos, el camino era largo.
Nos dijiste que lo ocurrido  hace días fue anunciado.
Cómo ardía el corazón, escuchando tus palabras
Cuántas ganas de decirte  “no te marches de mi lado”.
Y tomaste en tus manos,  como siempre,
 el pan nuestro,
Lo partiste, y supimos, que eras tú… Que Alegría!

3. Cuánto gozo, de María, al   escuchar las palabras
De la Cena en que su Hijo sacrificio se hacía.
Y pensar que ese Cuerpo concebido en su vientre
Recibía cada día, al celebrar la Eucaristía.
Y aceptar con gozo pleno, de haber dado la vida.
 A aquel que vivifica nuestras vidas con su Vida.

4. Pan partido, Cuerpo, Alimento
para todos los hambrientos. Vino nuevo, Sangre,
Agua para todos los sedientos.
Eres luz en las tinieblas y la calma en la tormenta,
Eres la razón que mueve corazones a porfía.
Oh Amigo, Oh Maestro, Ven, bendice nuestra Patria.

Pan de Vida, Eucaristía, da sentido a nuestras vidas.
Descargar Partitura

Secuencia de Corpus Christi (Español)


Al Salvador alabemos,
que es nuestro pastor y guía.
Alabémoslo con himnos
y canciones de alegría.

Alabémoslo sin límites
y con nuestras fuerzas todas;
pues tan grande es el Señor,
que nuestra alabanza es poca.

Gustosos hoy aclamamos
a Cristo, que es nuestro pan,
pues él es el pan de vida,
que nos da vida inmortal.

Doce eran los que cenaban
y les dio pan a los doce.
Doce entonces lo comieron,
y, después, todos los hombres.

Sea plena la alabanza
y llena de alegres cantos;
que nuestra alma se desborde
en todo un concierto santo.

Hoy celebramos con gozo
la gloriosa institución
de este banquete divino,
el banquete del Señor.

Ésta es la nueva Pascua,
Pascua del único Rey,
que termina con la alianza
tan pesada de la ley.

Esto nuevo, siempre nuevo,
es la luz de la verdad,
que sustituye a lo viejo
con reciente claridad.

En aquella última cena
Cristo hizo la maravilla
de dejar a sus amigos
el memorial de su vida.

Enseñados por la Iglesia,
consagramos pan y vino,
que a los hombres nos redimen,
y dan fuerza en el camino.

Es un dogma del cristiano
que el pan se convierte en carne,
y lo que antes era vino
queda convertido en sangre.

Hay cosas que no entendemos,
pues no alcanza la razón;
mas si las vemos con fe,
entrarán al corazón.

Bajo símbolos diversos
y en diferentes figuras,
se esconden ciertas verdades
maravillosas, profundas.

Su Sangre es nuestra bebida;
su Carne, nuestro alimento;
pero en el pan o en el vino
Cristo está todo completo.

Quien lo come no lo rompe,
no lo parte ni divide;
él es el todo y la parte;
vivo está en quien lo recibe.

Puede ser tan sólo uno
el que se acerca al altar,
o pueden ser multitudes:
Cristo no se acabará.

Lo comen buenos y malos,
con provecho diferente;
no es lo mismo tener vida
que ser condenado a muerte.

A los malos les da muerte
y a los buenos les da vida.
¡Qué efecto tan diferente
tiene la misma comida!

Si lo parten, no te apures;
sólo parten lo exterior;
en el mínimo fragmento
entero late el Señor.

Cuando parten lo exterior,
sólo parten lo que has visto;
no es una disminución
de la persona de Cristo.

EI pan que del cielo baja
es comida de viajeros.
Es un pan para los hijos.
¡No hay que tirarlo a los perros!

Isaac, el inocente,
es figura de este pan,
con el cordero de Pascua
y el misterioso maná.

Ten compasión de nosotros,
buen pastor, pan verdadero.
Apaciéntanos y cuídanos
y condúcenos al cielo.

Todo lo puedes y sabes,
pastor de ovejas, divino.
Concédenos en el cielo
gozar la herencia contigo.

Amén.

Cantos para Corpus Christi, Ciclo C

Fuente: Fuente y Cumbre
Ver enlace de sugerencias
Ver más sugerencias

Secuencia de Corpus Christi: Lauda Sion


.

Lauda, Sion, Salvatórem;
Lauda ducem et pastórem,
In hymnis et cánticis.
Quantum potes, tantum aude:
Quia major omni laude,
Nec laudáre súfficis.

Laudis thema sepeciális,
Panis vivus et vitális
Hódie propónitur;
Quem in sacrae mensa coenae,
Turbae fratrum duodénae
Datum non ambígitur.

Tú estás. Letra y Música: Fabián Vargas – Kelaia


Letra y Música: Fabián Vargas – Kelaia
En la sonrisa de un niño, Tú estás;
En su alegría y su mirar, Tú estás
En el susurro del viento al cantar
Y en el secreto de esa ave al volar

Tu estás en esos ojos de niño
en las preguntas del viejo
y en el bramido del mar
Tu estás en lo humilde y sencillo
en lo pobre y pequeño
en tu todo tú estás... tú estás

En las mañanas al despertar
codo a codo conmigo siempre vas
En el silencio de mi soledad
o si te busco en comunidad

Tu estás en esos ojos de niño
en las preguntas del viejo
y en el bramido del mar
tu estás en lo humilde y sencillo
en lo pobre y pequeño
en tu todo tú estás... tú estás

En el nacer del alba, Tú estás

En lo imponente de la tempestad
En el dolor y la enfermedad
Siempre Señor me acompañarás
Tú estás en esos ojos de niño…

Contracanto:
En la mañanas al despertar,
Codo a codo conmigo siempre vas
En el silencio de mi soledad tu estás
En la sonrisa de un niño
En su alegría y en su mirar… Tú estás

Indicación

Para descargar las partituras y acordes para guitarra, debes contar con Adobe Reader. Puedes descargarlo AQUÍ

Cómo hacer el vibrato en el canto

Archivo del blog